Se acaba la primera parte de la temporada, con la victoria ante el Anaitasuna, y ahora toca disputar en Valladolid la XXX Copa ASOBAL. La competición que se disputará este mismo fin de semana en Valladolid llega con los deberes más que hechos.

A pesar de que la derrota del Logroño el martes 10 nos clasificaba automáticamente para la Copa, el equipo de Manolo Cadenas ha conseguido la victoria necesaria para clasificarse sin necesidad de depender de nadie y sobre todo, cerrar la primera vuelta invicto a domicilio antes de viajar a Valladolid.

El rival en semifinales será el equipo que nos privó de seguir con nuestra racha de victoria, el FC Barcelona pondrá a prueba de nuevo al equipo. Esta vez en campo neutral, los de Cadenas tendrán que poner la intensidad que pidió a sus discípulos tras el partido jugado en el Palacio de los Deportes de León.

El encuentro abrirá el trofeo y se disputará el sábado a las 19.00 en el Pabellón de Huerta del Rey.

Una Minicopa con ganas de hacer un buen papel.

Paralelamente al primer equipo, el conjunto Cadete también conoce el grupo y sus rivales de cara a la Minicopa ASOBAL. El Ademar Cadete se tendrá que enfrentar en el Grupo B ante el anfitrión, el Synersight Recoletas Atlético Valladolid y al también equipo vallisoletano CD BM Delicias, dos rivales de categoría que juegan en casa.

Andrés Viñuela, entrenador del Cadete A, se muestra motivado pero sabe que no será fácil “Son dos equipos que conocemos de la competición de Castilla y León, ambos juegan como organizadores y seguro que va a estar muy competido”. Duelos que sin duda les ayudará a seguir creciendo de cara a futuras fases y a donde se llega con ganas de conseguir todo lo posible,  “Sin lugar a dudas el comienzo de la competición en el primer partido va a ser clave y vamos con la ilusión y la humildad de seguir creciendo como equipo y seguir sumando partidos de competición para poder conseguir los objetivos que nos hemos marcado esta temporada.”