El FC. Barcelona ha vencido al Fraikin BM. Granollers por 42-32 en la final de la Copa del Rey disputada en un repleto Pabellón Anaitasuna. El conjunto de Xavi Pascual es el justo vencedor aunque el equipo vallesano ha sido un digno finalista que ha vendido cara su derrota. El ambiente ha sido excepcional con un comportamiento exquisito por parte de todas las aficiones participantes en el torneo.

Víctor Tomàs alzaba la copa de campeón tras tres intentonas fallidas en las ediciones anteriores. El Fraikin BM. Granollers llegaba más castigado al choque tras una igualada semifinal en la que tuvo que disputar el resultado hasta los instantes finales. El FC. Barcelona, sin embargo, ha tenido que ofrecer una buena versión para llevarse este título. Ambos equipos han estado muy arropados por sus aficiones que han viajado hasta Pamplona.

Los compases iniciales dejaron muy claro que Fraikin BM. Granollers iba a vender cara la piel del oso. Los chicos de Toni García han estado por delante 6-7 en el minuto 8, hasta el punto que Xavi Pascual ha tenido que solicitar tiempo muerto para intentar reconducir el transcurso del choque. Y lo ha conseguido porque le ha dado la vuelta en el marcador rápidamente y ha comenzado a cimentar las primeras ventajas de importancia. De hecho, Toni García es el que ha tenido que parar el partido en el minuto 17 con 12-9 para los azulgranas.

La igualdad ha sido la tónica dominante hasta el descanso. El intercambio de goles entre los dos conjuntos ha llevado hasta escuetas diferencias barcelonistas que se han roto en los instantes previos al medio tiempo, cuando los de “Pasqui” han conseguido cinco goles de renta (22-17). Pol Sastre y Mickaël Robin han sido los nombres propios del inicio de la segunda parte. Los dos técnicos han decidido cambiar a sus porteros para afrontar la reanudación.

Precisamente la buena actuación de Sastre y la intensidad defensiva vallesana han apretado el marcador hasta un 27-24 que ha llevado a Xavi Pascual a pedir tiempo muerto en el minuto 10 del segundo acto. El técnico azulgrana no quería que se complicase un partido que parecía controlado. Dicho y hecho. Su equipo ha reaccionado con un parcial de 4-0 que ha colocado a los suyos en franca ventaja.

El tramo final del partido, con Fraikin BM. Granollers con las fuerzas muy justas, ha servido para desequilibrar el partido definitivamente hasta llegar al 42-32 final que otorga el título de Xavi Pascual, que ha tenido el susto del partido con la retirada de Víctor Tomàs lesionado. Ambos conjuntos han ido intercambiando goles mientras los aficionados llegados desde la Ciudad Condal celebraban el triunfo de los suyos.

Fraikin BM. Granollers se ha asegurado su plaza en la Copa EHF y afronta el tramo final de temporada intentando corroborar el gran año que están protagonizando los jugadores de Toni García. Tras conseguir levantar la Liga ASOBAL y la Copa del Rey en poco lapso de tiempo, el FC. Barcelona tiene un nuevo reto en el horizonte: EHF Champions League. Dentro de apenas un mes, los catalanes disputarán la Final 4 en Colonia y Víctor Tomàs tendrá la oportunidad de levantar el único trofeo que le queda como capitán de los azulgranas.

Se cierra así una edición de la Copa del Rey que se puede calificar de excelente por el gran ambiente vivido en las gradas, la perfecta organización de la Sociedad Anaitasuna, así como por el alto nivel deportivo demostrado por los equipos participantes.

 

Fuente: asobal.es