La ciudad, León capital, tiene algunos de los monumentos más espectaculares de España:
La Catedral gótica con las vidrieras más hermosas de Europa, los frescos románicos de la Colegiata de San Isidoro, conocidos como la capilla Sixtina
del románico, y la fachada más impresionante del plateresco, el Hospital de San Marcos.

Pero lo que más os gustará de León es como se vive la ciudad, haciendo delas tapas todo un ritual como en el Barrio Húmedo.

Os aconsejamos que os perdáis por el entramado del casco histórico (aquí hay algunos hoteles) y el antiguo barrio judío, un lugar lleno de encanto, no en vano, recibió el premio europeo de rehabilitación del casco histórico en 2002.

Iréis descubriendo casas tradicionales con sus grandes cristaleras, acogedoras cafeterías y curiosas tiendecitas.
Si preferís seguir una ruta tenéis donde elegir: la del camino de Santiago, la romana, la judía, la de las fuentes…

Entre sus callejuelas, destacan tres plazas. La Plaza Mayor, porticada y con el edificio del antiguo ayuntamiento, la Plaza de las Palomas, con edificios singulares y el plano-guía de la ciudad en bronce, y por último, la del Mercado, conocida popularmente como la Plaza del Grano, que es la que conserva más fielmente el encanto medieval y donde se sitúa el albergue de peregrinos.

+ Info: http://www.turismoleon.org/turismo/leon-ciudad.php