El final de la temporada está cada vez más cerca, pero el encuentro de mañana en el Palacio de los Deportes de León será el último que se disputará como locales en esta temporada 2017/18, pero este no es el único aliciente. El Balonmano Logroño llega a León tras su paso por la final de la Copa del Rey y aun con vida para pelear la segunda plaza.

Sin duda ambos equipos irán a cara de perro, y sobre todo los chicos de Guijosa, quienes podrían decir adiós a un competidor por los puestos europeos a falta de una jornada. Con tan solo 2 puntos de diferencia, el Logroño buscará rememorar el resultado de la Copa del Rey, o el de Liga; ambos con victoria de los riojanos. 

La peor noticia para los de ‘Jota’ es la baja del leonés Juan Castro. El central lesionado en la final de Copa ante el Barcelona no se ha podido recuperar y no podrá disfrutar de lo que sería su regreso al Palacio de Deportes de León. Aun así el potencial de los riojanos es alargado, empezando por la portería defendida por Gurutz Aguinagalde, el extremo internacional Ángel Fernández, o Lazar Kukic, que hará las labores de Juan Castro.

“El partido se puede romper en cualquier momento” afirmaba Rafa Guijosa en la previa del partido. Sabe que la igualdad será la tónica dominante del encuentro, pero espera que el efecto cancha del Palacio de los Deportes les de la llave para conseguir una victoria más que importante para sellar, al menos, un puesto europeo para la temporada que viene.

Un duelo por todo lo alto que llevará al ABANCA Ademar y al Balonmano Logroño a dar el todo por el todo el sábado a las 17:00.