El trabajo de los jugadores del Ademar es innegable y más si hablamos de Rubén Marchán quien ha mejorado de manera exponencial desde su llegada la pasada temporada. A pesar de los inconvenientes de la pasada temporada y las complicaciones de la actual, Rubén no ha dejado de trabajar algo que vale una llamada para la selección española.

De la mano de Manolo Cadenas el trabajo es innegable y más si cabe en esta temporada de cambios, un trabajo que se ha reflejado en los momentos más complicados de este inicio “a nivel colectivo ha sido muy bueno, es verdad que podemos dar más durante los 60 minutos, tenemos equipo para competir”, afirma un Rubén Marchán quien se encuentra muy bien esta temporada “en lo individual estoy muy cómodo en el equipo y sobre todo día a día trabajando en mejorar para poder ayudar al equipo a sumar el máximo de puntos posibles”.

Un trabajo que sin duda que le ha valido llamar la atención de una selección española que se encuentra inmersa en una fase de renovación y donde Rubén Marchán llega para cubrir la difícil posición de pivote, “cualquier deportista al que le llega una convocatoria para la selección de su país es un momento muy feliz y una motivación para seguir en esta linea de trabajo” y que no le servirá para relajarse “ahora mismo estoy disfrutando del momento y que la situación no cancele esa convocatoria”.

Aunque la vista de Rubén esta temporada es “luchar por la segunda plaza” en una temporada complicada “hay varios equipos que se han reforzado muy bien”. Y sobre todo, sin que la situación sanitaria y competitiva pueda desviar la mirada “es complicada esta temporada” y donde las excusas no tienen lugar “es la situación que nos toca vivir en León y en todo el mundo, por lo que hay que asimilarlo y adaptarse cuanto antes y tomárselo de la mejor manera imposible”.

Disfruta de la temporada al completo