Rafa Guijosa (@guijosaR) ha sido presentado como nuevo técnico del Abanca Ademar, pudiendo conocer las primeras declaraciones del entrenador madrileño, que en estos meses había guardado un prudente silencio para respetar el trabajo del cuerpo técnico que dirigió a los ademaristas hasta final de temporada. Ahora, con la competición finalizada, es tiempo de mirar al futuro, y Guijosa es la primera piedra de ese proyecto que espera llevar de nuevo al Ademar a luchar con los mejores en la Liga Asobal, algo para lo que se ha incrementado el presupuesto y ya se han confirmado cuatro fichajes para una temporada que se iniciará el próximo 3 de agosto.

Guijosa, ante una sede del Abanca demar repleta de medios locales, explicó que “una de las cosas por las que decidí aceptar la oferta del Abanca Ademar, es por esto, por la repercusión que tiene y cómo vivís el balonmano en esta ciudad”, sobre todo tras pasar un momento delicado, por lo que expresó su deseo de “formar parte de la historia del club”, algo que para él “es un orgullo”.

Sobre el estilo que quiere imprimir al equipo, recordó su etapa de jugador, en la que “me ha gustado siempre la velocidad, sobre todo la lucha, y la exigencia de intentar siempre ser un poco mejor”, algo que según dijo es también su manera de ver el balonmano ahora como entrenador, “yo me exijo mucho, y quiero que mis jugadores también se exijan mucho”, mostrando un gusto por “un balonmano sencillo, rápido y eficaz”, y apostando por “transmitir a la grada”, sin que este dentro de esa idea de juego plantear defensas abiertas.

Ver rueda de prensa