Este miercoles la Liga Sacyr Asobal volverá a la carga tras el parón de selecciones. Una reanudación que se hará con el enfrentamiento en Arteleku ante un Bidasoa Irún al que hay ganas de “de vencer después del partido en casa.

Tras más de un mes sin competición oficial y tras dos encuentros amistosos ante equipos de la categoría como fueron Cangas y Nava, el Bidasoa pondrá a prueba la vuelta a la cancha del combinado de Manolo Cadenas. El míster llega, después de estar concentrado con Argentina, sabiendo de la importancia que tiene empezar el 2020 con buen pie ante un rival directo “el primer partido ante el Bidasoa será un partido decisivo para la lucha por el segundo puesto”.

Enfrente un Bidasoa Irún que ha demostrado que el estar peleando en todas las competiciones no es cuestión de suerte, y por ello Manolo sabe que servirá como termómetro “será interesante ver como respondemos ante el cuadro de Jacobo, el cual está haciendo una Liga de Campeones extraordinaria”. El míster recuerda el encuentro de la primera jornada y afirma que tiene ganas de devolversela en su casa “por supuesto que hay ganas después de haber perdido en casa y de una manera clara, hay ganas de probar nuestras fuerzas”.

Una victoria que tendrá un sabor especial gracias a la revancha y el ganar un colchón ante un rival directo, “si se consiguen esas victorias ante equipos que no has conseguido ganar siempre tienen un sabor mejor, y más intentando dar la vuelta a ese resultado adverso”.

Manolo podrá contar con toda la plantilla exceptuando a Acacio que se encuentra en la recta final de su lesión, y un Gonzalo Carou que llegó con una lesión en su hombro derecho “Será difícil pero conseguir la victoria está en nuestras manos”.