El jugador de 37 años, que vuelve a las filas ademaristas después de una década en la que ha jugado durante nueve campañas en el FC Barcelona y la pasada en el Naturhouse La Rioja, ha agradecido la insistencia de la directiva del club leonés “que han llamado muchas veces y ahora se han dado las condiciones para la vuelta”, ha dicho.
García ha reconocido sobre su última etapa en el equipo riojano que no se cumplieron las expectativas con las que llegó a Logroño, ni yo para el club ni el club conmigo y era lo mejor para todos, porque además tenía ganas de volver a León y estoy encantado”.
El máximo goleador de la Liga ASOBAL y de la selección española, que se ha sentido atraído por el nuevo proyecto ademarista ha precisado que “ha pasado un bache duro y ahora es momento de ir para arriba”.
“Volver a posiciones europeas debe ser un reto de todos y el objetiva a plantearse, porque se están haciendo bien las cosas y los jugadores que se han fichado son interesantes”, ha señalado.
Sobre su nuevo entrenador, Rafael Guijosa, que también se estrenará en el Abanca Ademar, ha indicado que fue “un referente” en su posición -extremo izquierdo- y “por su forma de ser querrá dar al Ademar el estilo de juego que siempre ha tenido este club con rapidez y rigor”.